La duquesa de Cambridge va mejorando entre un gran despliegue de medios