La duquesa de Edimburgo, embarazada y cumpliendo con sus compromisos