Declara ante el juez el dueño del restaurante donde salió por los aires un castillo hinchable