El singular donante de sangre que ha ayudado a millones de bebés, obligado a parar