Un hombre se gasta más de 120.000 euros en operaciones para parecerse a un muñeco