Un usuario cuenta en Twitter su terrible experiencia con un vibrador