La dieta mediterránea optimiza el trabajo del colesterol bueno