"Prefieren tener a nuestros niños enfermos como clientes de por vida, que encontrar una cura para ellos"