Poco que celebrar un 8 de marzo con récord de mujeres asesinadas