Seis detenidos que pretendían atentar en Berlín para vengar la muerte de un yihadista