Una vela mal apagada, la presunta causa del incendio en una capilla de Galicia