Del despilfarro y los grandes eventos a la Valencia más solidaria que acoge a los 629 inmigrantes del Aquarius