El deshielo y la lluvia dan esperanza a ganaderos y agricultores