La desesperada llamada de socorro que alertó del incendio de Yeste