Un desconocido paga las facturas pendientes de 40 niños en un comedor escolar