Un andén convertido en hospital de campaña