Los padres del niño desaparecido en Níjar creen que "a Gabriel aún lo mantienen vivo"