La Fiscalía rumana tiene serias sospechas sobre la declaración del amigo de Morate