El hijo de los fallecidos por el desprendimiento en Lleida advirtió horas antes de su peligrosidad