La depresión también es cosa de famosos