Entre lágrimas, una niña es deportada a la fuerza por la policía alemana