Un cura de Cádiz, pillado después de robar ropa de marca en unos grandes almacenes