El cura acusado de abusar de una niña de 10 años se considera “inocente”