Terrible momento en que la cuerda a la que está sujeta se rompe en una caída de 40 m