Vive 555 días llevando un corazón artificial en una mochila hasta lograr un trasplante