Jornada decisiva para resolver la crisis de los controles de seguridad en El Prat