Los precios y la contaminación cruzada, principales obstáculos de los celiacos