Ciudades españolas aplican medidas ante la grave alarma por contaminación