No respetamos la distancia de seguridad y apenas usamos los intermitentes