El conductor del autocar de Tarragona se durmió o se distrajo al volante