No podían concebir hijos y adoptaron cuatro en menos de 24 horas