La comunidad universitaria niega que el trato dado a Cifuentes en su máster sea una práctica "habitual"