Comer y beber demasiado quitan 30 minutos de vida