Los colegios se suman a las iniciativas para no desperdiciar la comida que sobra