Así se precipitó desde 8 metros un vehículo en el aeropuerto de Bilbao