El coche de Marc y Paula, clave en la investigación de su desaparición