El “atraco” con rehenes en una clínica dental, un robo frustrado en una vivienda