La nueva circunvalación de A Coruña no deja vivir a varias familias