Se cierra la puerta del metro... y le atrapa la cabeza