Resuelven el misterio de los 'fuegos artificiales' en los agujeros negros