El 'chapuzón' navideño de Brighton, cancelado por peligrosidad