Las centrales nucleares aprueban los test de resistencia