Un centenar de inmigrantes de camino a la península desde el CETI de Melilla