Llega la cena más esperada y más cara del año