El castillo hinchable no tenía licencia municipal