Una carrera de una o dos horas a la semana aumenta hasta seis años la esperanza de vida