El cáncer de próstata afecta a unos 20.000 hombres al año en España