El 90% de los pacientes con cáncer avanzado quieren saber su pronóstico