La campaña de una educadora agredida por una menor que ha encantado a los padres