La camisa que cuesta más de 190.000 euros